Dublín (Irlanda) es quizá, junto con Londres, una de las ciudades más visitadas para realizar un curso de inglés en el extranjero. Una ciudad de tamaño relativamente pequeño con multitud de lugares que visitar y una cultura llena de música, tradiciones y buen humor. La hospitalidad de los irlandeses es un punto fuerte a la hora de poder practicar el idioma.

Photo by Skitterphoto on Pexels.com

Dublín es un destino accesible desde Pamplona, hay bastantes posibilidades para llegar a la capital irlandesa a muy buenos precios:

  • Desde el aeropuerto de Pamplona podemos volar a Madrid con Air Nostrum y desde allí coger otro vuelo a Dublin, son varias las compañías que podemos elegir: ryanair, aer lingus, iberia express, etc.
  • Desde el aeropuerto de Pamplona podemos volar a Frankfurt y desde allí coger otro vuelo a Dublin, todo ello con la misma compañía (Lufthansa) con la comodidad que esto da a la hora de facturar.
  • Podemos también trasladarnos al aeropuerto de Bilbao y desde allí volar a Dublin en vuelo directo con Aer Lingus.
  • Podemos desplazarnos a Biarritz (hay autobús) y de allí volar también a Dublin con Ryanair por ejemplo.
  • Y muchas otras opciones saliendo desde Santander, Barcelona…etc.
Imagen de TeroVesalainen en Pixabay

Son muchas las cosas que ver y hacer en Dublin mientras practicamos el idioma:

  • Visitar la zona de Temple Bar, llena de lo típicos pubs irlandeses donde escuchar música en directo y practicar el idioma con la población local (y de todo el mundo).
  • Pasear por sus calles más famosas como Grafton Street donde escuchar y ver a los músicos y artistas callejeros tan típicos en la ciudad.
  • Visitar el Trinity College y su antigua biblioteca, la más antigua de Irlanda y además una de las más famosas del mundo, con millones de libros en sus estanterías.
  • Dar un paseo por los alrededores y admirar la catedral de San Patricio, también por los parques de la ciudad como St Saint Stephen’s Green, Merrion Square, etc.
  • Tomarte una pinta en el Gravity bar, en lo alto de la fábrica de la Guinness (Guinness Storehouse), tras descubrir cómo se fabrica la cerveza.
  • Visitar el Castillo de Dublín, la estatua de Molly Mallone, O’Connell Street, la Catedral de Christ Church, el ayuntamiento, Dublinia (museo de los vikingos), pasear por la orilla del río Liffey , atravesar el famoso puente Ha’Penny Bridge, etc, etc, etc.
  • Hacer excursiones desde Dublin al Castillo de Malahide, los
    acantilados de Moher, Belfast y la impresionante calzada de los gigantes, una excursión a las montañas de Wicklow, Glendalough, Newgrange (más antiguo que las piramides egipcias), al pueblo de Howth, etc, etc, etc.

Viajar a Irlanda es muy sencillo, no tienes que cambiar moneda y sólo necesitas el DNI (siendo ciudadano europeo), aunque se recomienda llevar también el pasaporte y hacer fotocopias de ambos documentos. Es conveniente llevar la tarjeta sanitaria y según el tiempo que vayas a estar, puede ser recomendable hacerse un seguro médico.

Mi escuela de inglés en Dublin

Si Dublín está entre tus posibles destinos para hacer un curso de inglés en el extranjero, el siguiente paso es encontrar una buena escuela donde aprender mucho a la vez que te diviertes y conoces la cultura local.

La escuela a la que fui yo está en pleno centro de Dublin, tiene todo tipo de cursos, desde inglés general, a inglés de negocios pasando por cursos de preparación de exámenes (First, Advanced, IELTS, TOEFL…), y hasta de fluidez (haciendo hincapié en el speaking y el listening).

Está acreditada por el ACELS (institución gubernamental irlandesa que verifica la calidad de la escuela, su legalidad, su curriculum, la forma de dar clase, la metodología que se imparte, etc.). Tiene también varias opciones de alojamiento, desde alojamiento en familia, pasando por alojamiento en residencia, apartamento, etc.

Una de las habitaciones de la residencia

La escuela además organiza multitud de actividades donde pasarlo bien mientras practicas el idioma. Una de las más divertidas es la noche irlandesa donde se cantan las típicas canciones del país. También organizan visitas por la ciudad, cine, teatro, pub quiz, excursiones, actividades para aprender a navegar, clases de baile, partidos de fútbol, clases de bodhrán, folklore irlandés, etc, etc. Es imposible aburrirse y constantemente estás usando el idioma.

Muchas risas cantando las típicas canciones irlandesas en un pub

Si te interesa esta escuela puedes escribirnos un mail a pamplonahablaingles@yahoo.es y te damos más información. Yo os la recomiendo ya que se trata de una escuela muy seria donde puedes aprender muchísimo inglés mientras te lo pasas en grande.

(*) Debido al gran interés por esta escuela, os he puesto toda la información sobre la misma en este link (cursos, precios, alojamiento, etc.): Escuela de Dublín

Y recuerda, antes de tu viaje al extranjero pásate por nuestros meetings para practicar y refrescar el idioma, así aprovecharás al máximo tu estancia en el extranjero. También a tu vuelta, no dejes de practicar todo lo que hayas aprendido en nuestros meetings semanales gratuitos para practicar inglés. See you there! ¡Allí nos vemos!